Saltar al contenido
Cultura Kawaii

Técnicas para aprender a dibujar kawaii

Dibujar kawaii es una técnica completamente japonesa, donde se despliegan muchos diseños que nos llevan a un mundo de ternura y sobre todo fantasía. Por otro lado, debemos entender que en Japón el término kawaii es una palabra muy usada. Kawaii es el modo de expresar alegría y mucha ilusión que puede ser aplicadas a cualquier cosa como bebés, dulces, animales, entre otros.

Para iniciarnos en esta técnica lo más recomendable es comenzar con dibujos fáciles y sencillos. Además, la técnica es bastante práctica y simple de aprender. Sin embargo, vas a necesitar algo de disposición de tiempo e imaginación.

dibujar kawaii yoda

Materiales necesarios para dibujar kawaii

La calidad de los materiales es un elemento determinante a la hora de aprender a hacer nuestros dibujos kawaii. Para ello deberemos escoger a consciencia las pinturas, acuarelas, lápices, bolígrafos o rotuladores adecuados.

Conociendo la manera de dibujar kawaii

Aquellos que han analizado esta técnica coinciden que la base de cualquier dibujo es su forma geométrica. Por lo que todo se basa en componer el dibujo final a partir de un círculo, un cuadrado, un óvalo o similares.

No se debe confundir sencillez en las formas con facilidad o simplicidad en el dibujo. La técnica de dibujo kawaii resulta estimulante y sencilla, pero se puede complicar hasta realizar composiciones y dibujos de un excelente resultado.

¿Cómo dibujar caras kawaii?

Uno de los aspectos que se deben tener muy interiorizados es que dentro del dibujo kawaii se debe prestar mucha atención al dibujo de la boca. La boca en la mayoría de dibujos se sitúa en la zona inferior de la cara. En cambio, en los dibujos kawaii se deben dibujar un poco por debajo de la altura de los ojos. Esto hace que la imagen final refleje cierta ternura.

En los dibujos kawaii se debe dotar de brillo a los ojos. Por lo que obliga al dibujante a crear ojos grandes que tengan en su interior dos esferas pequeñas que simulen el reflejo de la luz. Se debe buscar cierta proporcionalidad entre estas esferas haciendo que la parte derecha e izquierda sean similares.

Esta última técnica es muy práctica y real dentro de estos dibujos, la brillantez de los ojos le da mucha gracia a estos personajes.

La proporción de la cara

Otra de las características a tener en cuenta es que al realizar estos dibujos es que la proporción de la cabeza es similar al tamaño total del cuerpo. El tener una cabeza muy grande los hace ver bastante alegres y muy divertidos.

En cualquiera de los casos quienes deseen probar esta técnica deben medir los dibujos de algunos de sus personajes, para que vean los similares que son el cuerpo y la cabeza en cuanto a tamaño.

Diferenciar las edades de los muñecos a la hora de dibujar kawaii

La manera de diferenciar en esta técnica la edad del personaje que estamos realizando, es un poco diferente al resto de técnicas de dibujo. Sin embargo, si deseas pertenecer a este estilo debes seguirlo.

Para dibujar un niño lo único que se debe hacer es colocar tanto la boca como los ojos en la parte inferior de la cara, es decir, que la parte de arriba quede prácticamente en blanco como si tuviera una gran frente.

dibujar kawaii zorro

Por el contrario, si deseamos que nuestro dibujo se vea más adulto, colocaremos los ojos y nariz en la parte de arriba de la figura. Este elemento, da cierta sensación de poder. Sin embargo, si queremos dibujar un adolescente o persona joven, debemos trasladar estos ojos y nariz a la parte del centro.

Este proceso es relativamente sencillo, aunque se debe tener clara la técnica y observar algunos de sus dibujos para darnos cuenta que al aplicarla de manera correcta obtendrás resultados maravillosos pudiendo diferenciar la edad de nuestros personajes kawaii.

Dibujar kawaii sin recetas ni instrucciones

Si deseas aprender a dibujar con esta técnica, debes entender que todas sus figuras son redondas. Es decir, que ni siquiera en las esquinas vamos a utilizar líneas rectas, siempre son curvas. Según los entendidos de esta técnica, esto da una sensación al dibujo de más infantil, logrando captar la atención y haciéndolo más amigable.

Por otro lado, la manera de colorearlos es muy natural siendo muy difícil que consigamos colores con tonos muy vivos. De hecho, se suelen utilizar colores con tonos pastel sin mucha degradación. Además, se caracterizan una por tener una sola línea en la tonalidad de la figura. Es decir, si la base del color es marrón el resto de colores que acompañan el dibujo serán de colores relacionados.

Los adornos para dibujar kawaii

Normalmente en esta técnica se colocan algunos adornos que buscan representar el sentimiento de nuestra creación. Es decir, si por ejemplo colocamos unos corazones cercanos al dibujo nuestro dibujo querrá transmitir un gran sentimiento como el amor.

Hay que tener en cuenta que en los dibujos kawaii debemos tender a simplificar cualquier composición para aprovechar al máxima esta técnica. La belleza de esta técnica es sustituida por un dibujo sumamente natural que persigue transmitir naturalidad, sencillez y ternura.

dibujar kawaii con estilo

¿Cómo mejorar tus dibujos kawaii?

Lo ideal es ser muy observador, por lo que te sugerimos que empieces a imprimir algunos dibujos de este tipo para practicar dibujando directamente. Por otro lado, es probable que puedas ver muchos vídeos que son muy prácticos en YouTube y que te pueden dar nuevas ideas.

Asimismo, existen libros dedicados a este tema, que traen infinidad de figuras que pueden ayudar a visualizar y perfeccionar lo que estamos haciendo. Elabora tu propio boceto donde utilices las recomendaciones que te hemos dado, cuerpo y cabeza del mismo tamaño y sobre todo que sean formas redondeadas.

Si son tus hijos o alumnos los que desean utilizar esta técnica, anímalos, porque de verdad que es bastante sencilla, rápida y práctica; además que les ayudará a conocer cómo representar los sentimientos.

Finalmente debemos decir que dibujar kawaii es relacionarse con una parte de la cultura japonesa, que tiene mucho que ver con la ternura y lo bonito, especial para que comiencen a dibujar los niños y también los adultos, sin tener muchas exigencias técnicas para su ejecución.